Áreas Prioritarias

 

Las áreas prioritarias son los sitios en los que se enfocan los esfuerzos para generar la mayor cantidad de beneficios de tipo ambiental y social, optimizando así los recursos económicos y humanos en pro de una conservación eficaz. Ésta priorización es una herramienta valiosa si se tiene como objetivo el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, sobre todo en la faja petrolífera del Orinoco donde existe una alta biodiversidad y la fuente de reserva más grande de hidrocarburos pesado y extrapesados del mundo.

Teniendo como meta la conservación de la biodiversidad y la preservación de los servicios ambientales en la FPO, en el 2013 se realizó un estudio de planificación ecorregional liderado por Total y The Nature Conservacy, junto a expertos de las mejores instituciones de investigación a nivel nacional. A través de este proyecto se definieron áreas prioritarias, las cuales ocupan el 35% de la totalidad de la faja. Éstas se ubican aguas abajo de las zonas de producción, y se clasificaron en áreas para la conservación o manejo de la biodiversidad, de acuerdo a su grado de intervención, criterios ecológicos y viabilidad tanto económica como social.

Las áreas prioritarias para la conservación permiten mantener la conectividad de los ecosistemas y son importantes para mantener la representatividad y condición ecológica de los mismos, así como la conservación de especies de interés donde el grado de amenaza es menor. Éstas áreas abarcan 11.300 km2 aproximadamente, y cumplen con la meta de conservar un 20% de la superficie total de ecosistemas seleccionados como prioritarios para la FPO. Las áreas prioritarias son los sitios en los que se enfocan los esfuerzos para generar la mayor cantidad de beneficios de tipo ambiental y social, optimizando así los recursos económicos y humanos en pro de una conservación eficaz. Ésta priorización es una herramienta valiosa si se tiene como objetivo el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, sobre todo en la faja petrolífera del Orinoco donde existe una alta biodiversidad y la fuente de reserva más grande de hidrocarburos pesado y extrapesados del mundo.

Por su parte, las áreas para el manejo poseen grados medio y alto de amenaza y tienen como fin la reducción de amenazas en los ecosistemas asociados a las planicies de inundación afectados por las actividades agroproductivas; la recuperación de ecosistemas degradados como los palmares de pantano y sabanas distróficas, entre otras que promuevan la restauración ecológica en áreas naturales para el mantenimiento a largo plazo de los ecosistemas acuáticos.

Priorización del portafolio de áreas prioritarias para la conservación

La mayoría de áreas prioritarias se asocian a las planicies inundables del río Orinoco. Éstas cubren 18.440 km²; lo que representa 22,69% de la superficie de la FPO y tienen una gran importancia ecológica ya que son hábitats esenciales para la migración de la fauna silvestre, en especial de peces. Cuando ocurre el pulso de inundación de aguas blancas o turbias del Orinoco, los peces migran a las lagunas de inundación para reproducirse y refugiarse.